sábado, 18 de mayo de 2019

Onda


Me dio vida tu voz
años después…
he bajado a los infiernos
oscureciendo todo sin jaqueca
me dio equilibrio tu onda.

No era amor lo que quería
era ganar el pulso
a la vida o la muerte
nadie ganó
lo hizo tu voz
de por siempre amada.

jueves, 2 de mayo de 2019



El viernes 26 de abril presenté Primer Labio en la Biblioteca Municipal de mi pueblo: Fernán Núñez. Cristina Ruiz Bueno, profesora, poeta y amiga, hizo una emotiva presentación donde recogía las emociones de sus alumnos pues mis poemas fueron leidos en su clase y anotó los comentarios de estos, comentarios del más alto nivel. Desde aquí quiero darte una vez más las gracias Cristina.
Fue una noche inolvidable al verme rodeada de mi familia y mis amigos de siempre entre los que sé que nunca me defraudarán.

martes, 23 de abril de 2019





Leyendo el Quijote en este lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero olvidarme nunca; Pedro Muñoz un pueblo en el que me siento CASI como en el mío, pero el mío tiene algo especial que me tira "p'allá". Un día del Libro vivido a más no poder. Leyendo el Quijote desde el más pequeño hasta el más grande.

Club de Lectura: Pedro Muñoz


El pasado día 11 de abril fui la poeta invitada en el club de lectura de Pedro Muñoz, fue una acogida muy cálida con todas las excelentes lectoras con las que cuenta el club. Pasamos una tarde muy agradable. Gracias a María José la encargada del club de lectura y bibliotecaria a la vez, por su invitación.

domingo, 24 de marzo de 2019

6:45 am

Al correr la cortina empieza el día
mi vista choca con el gran campanario
que ofendo si olvido mi ropa
al salir de la ducha,
quedando a veinte metros
desnuda de tu cruz.

viernes, 18 de enero de 2019

Jorge de Arco, reseña Primer Labio

CONTRA LA PARED
Jorge de Arco
Con el firme anhelo de entenderse y de entendernos, María José Mures (Fernán Núñez, Córdoba, 1970), edita “Primer labio” (Betania. Madrid, 2018). Su verso, evidente y directo, se afana en superar a golpe de fe y devoción los limites de lo amado: alma y cuerpo unidos en un presente intransitivo donde hay libertad para refundar cada esquina de lo real
Vivo contigo tal y como eres, por lo que haces
y dejas de hacer
por lo que tienes en el corazón y dejas de tenerlo. Vivo contigo
porque el placer
lo siento en tu verbo: primer labio.
Una realidad, sí, que no deja al lector espacio ni ventana a otra interpretación que no sea la que el sujeto lírico ordena y desgrana mediante un verbo palpable, presentido.
Dice Aimee G. Bolaños en su epílogo que este “poemario recorre las estaciones del amor, integrando lo literal y simbólico: viaje de los sentidos y la afectividad, de elevación y profundidad al dar fe de la pasión”. Y lo hace, en efecto, mediante un revelador instinto que pespuntea las remembranzas de escenarios pretéritos. De aquellos instantes,surgen dolientes consecuencias:
Quedé como zapato
contra la pared, estrellada,
asustada por la nieve que robó el calor el baño no avivaba elcuerpo
a punto de hervir y no calentaba
una mano era más que el sol.
 La ausencia se abraza a cada instante y aprehendelos mapas interiores del tiempo, y se torna aquí y ahora, protagonista de unrelato pleno de intimismo comunicativo, que roza, en ocasiones, lo evidente.Tal y como sucede en esta reprimenda titulada “Incumplimiento”:
Prométeme no tocarme 
ni mirarme tan siquiera
no hables cuando calle,
sal, lleves o no 
mis pensamientos, ¡ves!
debí no decirlo, nada has cumplido.
En su prefacio,afirma Jesús Pérez García que Primer Labio “nos muestra un camino en el que se van procesando las emociones, y por eso va cargándose cada vez más de sabiduría. Hay un transcurso que va de lo material a lo simbólico en una espiral del amor que comienza con el momento del frenesí y el placer en catarata, y se precipita hasta el vacío y la ausencia en forma de pérdida”.
Y en ese camino, María José Mures insiste en su deseo de reconquistar lo vivido, en navegar en busca de aquellas aguas solidarias… “hasta encontrarte y descansar”…
En el discurrir del libro, caben también,un abanico de sensaciones, acordanzas, sentimientos… que se resuelven en interrogantes de compleja comprensión, secuencias fugitivas, complejos interrogantes, lentos adioses, oscuras cavilaciones:

Nos han tapado la boca y no podemos escribir, 
tras las Torres 
está el silencionaranja. 
Nos hemos maniatado el sentimiento 
despedimos agonía
que medimos con más.
Últimas cartas, 

sé feliz sin mí.



Jorge de Arco:

Nacido en Madrid en 1969. Es licenciado en Filología Alemana por la Universidad Complutense. En la actualidad, ejerce en su ciudad natal como profesor Universitario de Literatura Española. Además de su labor como poeta, es traductor -ha vertido al castellano poesía inglesa, norteamericana, inglesa e italiana- y ejerce la crítica literaria en muy distintos medios. -Pertenece a la Asociación Española de Críticos Literarios (AECL). En 1993, le fue concedida una Ayuda a la Creación Literaria con la que publicó su primer libro, Las imágenes invertidas. Posteriormente, aparecería Lenguaje de la culpa, Premio de Poesía “Ciudad de Alcalá” y en 2000 De fiebres y desiertos, “Premio Comunidad de Madrid de Arte Joven”. En 2007, vio la luz La constancia del agua, en noviembre de 2009, La casa que habitaste, Premio Internacional de Poesía “San Juan de la Cruz”, y en 2013 Las horas sumergidas, Premio Internacional de Poesía “José Zorrilla”. Está en prensa, su poemario La lluvia está diciendo para siempre, Premio de Poesía “Rafael Morales”. En 2010 editó su primer libro de poesía infantil y juvenil, Con el balón en juego. Ha recibido distintos galardones literarios, entre los que destacan, el “Fray Luis de León”, “Vicente Aleixandre”, “Villa de Aoiz”, “Santa Teresa de Jesús”, “Ángel García López”, “Leopoldo de Luis”, Jorge Manrique”, etc. Desde hace más de una década es Director de la Revista Poética Piedra del Molino. Es Hijo Adoptivo de Fontiveros, cuna de San Juan de la Cruz, y Académico Correspondiente de la Real jerezana de San Dionisio.

Fuente: http://corresponsalesacpi.es/colaboradores/jorge-de-arco/de-poesia-iberoamericana-contra-la-pared/

martes, 8 de enero de 2019

Primer Labio

Excelente noticia la que dió el diario CÓRDOBA el día 7 de enero, sobre la edición de Primer Labio.

AUTORA DE FERNÁN NÚÑEZ

La poeta María José Mures publica 'Primer labio', su cuarto libro

Unos escritos que se dejan leer como un diario de amor


María José Mures, con un ejemplar de su último poemario. - CÓRDOBA

           María José Mures, con un ejemplar de su último poemario. - CÓRDOBA



Redacción
07/01/2019
La poeta de Fernán Núñez María José Mures acaba de editar su cuarto libro,
Primer labio (Betania, 2018), un poemario escrito hace cerca de una década
y que ahora ha visto la luz. La poeta y profesora Aimée G. Bolaños, de la
Universidad Federal do Rio Grande, de Brasil, en la contraportada del libro,
expone que Primer labio se deja leer como «un diario de amor que registra
momentos, estados, transformaciones, aberturas, superaciones y caídas».
«El poemario recorre las estaciones del amor, integrando lo literal y simbólico
(el viaje a los sentidos y la afectividad; la elevación y la profundidad al dar fe
de la pasión amatoria o la conquista por el puro fuego que se va haciendo cada
vez más reflexivo, sin perder la corporeidad, ni la llama. Es libro de la piel, del
sexo, de los labios todos, del alma enamorada, que cuando carnal, más plena y
arrasadora)», añade Bolaños. «Alma carnal que en la poesía de María José Mures
resplandece»», resalta.

Por su parte, en el prólogo de la obra, Jesús Pérez precisa que «esta lectura es
una escritura corpórea, hecha con el cuerpo, de una espiritualidad que emana
de la corporeidad, de la propia materia consciente y que se manifiesta en los
poemas que forman parte de Primer Labio, transformándose así en un cuerpo
que proyecta sueños y deseos, porque ese cuerpo es un alma, un alma de carne
 y hueso, de una carne y hueso hecha de vivencias y recuerdos».
https://www.diariocordoba.com/noticias/cultura/poeta-maria-jose-mures-publica-primer-labio-cuarto-libro_1274556.html

miércoles, 2 de enero de 2019

Vidas de Gulliver

La revista Aurora Boreal ha editado la reseña que hice sobre el libro de León de la Hoz.

'Vidas de Gulliver' de León de la Hoz

Vvidas gulliver 250Vidas de Gulliver
Poesía
Colección Betania de Poesía
Páginas 102
ISBN: 978-8480173216
Idioma: español
2018

Cuando se edita por cuarta vez un libro algo bueno contiene sus páginas y así es el interior del libro de León de la Hoz, si navegamos –o naufragamos por sus páginas– veremos que no nos deja indiferentes.
Sin abrir Vidas de Gulliver llama la atención el sugerente color rojo de su portada y más la barca volteada y a la deriva, varada en…
El libro está formado por 65 poemas y estructurado en cuatro partes. Si nos detenemos en “Vidas como islas”, la primera parte, al igual que hiciera Jonathan Swift en ésta nos relata en primera persona sus múltiples naufragios: querer huir, heridas, muerte, ideología, política, patria, Dios, soñar en volar como Ícaro... Ante tanto descontento existe la salvación que vemos en el poema “Libertad” la soledad es la única que como perro guardián lo acompaña y la que le da esa libertad ficticia y salvadora de pensar en ser libre.
Desde el primer poema “Este que veis no soy yo” se vive el naufragio y nos lo hace sentir, de manera excelente, y el lector puede notar cómo el agua o el nudo de dolor le llega al cuello.
Sabemos que Swift fue un excelente escritor satírico y su obra maestra fue considerada una sátira política que, a mi parecer, también lo hace León en este lamento de la situación no solo política de la Isla: Yo tuve un país de arrecifes llenos de sangre / donde morían quienes llegaban o se iban.
Se ve la ironía en “Las cuatro heridas,” con la pedantería del cuerpo que anda a su lado:
Va alegre, cantando, sin saber adónde va.
Lleva colonia y traje caros de Japón,
aunque ignora que va desnudo y apesta
igual a todos camino del matadero. […]
y en todo el poema de “Crónica de año nuevo”:
Todo el mundo se disfraza para la ocasión.
Los pobres se disfrazan de ricos,
los ricos se disfrazan de generosos,
los enfermos se disfrazan de sanos,
incluso los medio muertos se disfrazan
con el mejor traje de enfermos. […]
vidas gulliver 350Si Los viajes de Gulliver fueron ficción, Vidas de Gulliver son poemas y viajes de dentro hacia fuera e incluso al revés. Son vividos y leídos con la misma intensidad con que su autor los escribió. Hay una intención entre tanta agonía, una luz al final del Titanic y es el poema “Consejos para ser feliz” dedicado a su hijo Lucas que sinceramente deberíamos leer todos los días.
León de la Hoz
Santiago de Cuba, 1957. Es un conocido poeta y escritor cubano. Tiene editado: Coordenadas, La cara en la moneda, Los pies del invisible, Preguntas a Dios, La poesía de las dos orillas, Cuerpo divinamente humano, La semana más larga, Los indignados españoles: del 15M a Podemos y Vidas de Gulliver(Madrid, 2012, 2016, 2017 y 2018). Consiguió en Cuba los premios “David” (1984) y “Julián del Casal” (1987), ambos de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). Dirigió la revista cultural La Gaceta de Cuba y fue cofundador y director de la revista online Otrolunes. Sus poemas aparecen en numerosas antologías como: Poesía cubana: La isla entera, Los ríos de la mañana, Las palabras son islas. Panorama de la poesía cubana del siglo XX, Antología de la Poesía Cubana, Vol. IV, y Poemas cubanos del siglo XX.

María José Mures
Fernán Núñez, Córdoba, España, 1970. Maestra de Educación Especial e Infantil. Máster en Logopedia. Enseña en Ciudad Real, donde reside. Autora de los poemarios: Antes del amor (2001), Zahorí, Leyendas (2004) y Cambalache (2005), Primer Labio (2018). Sus versos aparecen en la Antología de poetas de Fernán Núñez (2006). Colaboró en la edición del libro Romances y canciones de Amor II (2006) y fue directora adjunta de Revista de Feria.

martes, 1 de enero de 2019

600 MUJERES que hacen Córdoba

Es un honor formar parte aportando mi pequeño granito de arena con mi poesía para este proyecto que el diario CÓRDOBA entregó el día 30 con su periódico, "600 mujeres que hacen Córdoba" y yo ser una de ellas, bueno, yo no, mi poesía, ¡es grandioso!
"Se trata de una obra que recoge a mujeres que destacan en cada uno de sus ámbitos, desde la empresa a la cultura o la política, pasando por la vida social, profesional o deportiva de la provincia. De todas ellas se hace un breve recorrido por su trayectoria, que evidencia su contribución, de una manera u otra, al desarrollo de esta tierra."

jueves, 13 de diciembre de 2018

Primer Labio, Editorial Betania

PRIMER LABIO, poemario de María José Mures

por ebetania
Nos complace presentar la edición digital e impresa del poemario Primer Labio (Betania, 2018) de la poeta española María José Mures (Córdoba, 1970), residente en Ciudad Real donde trabaja como maestra.
Como señala el dramaturgo español Jesús Pérez García en las palabras iniciales de este libro, los poemas de esta entrega poética se transforman “en un dispositivo, en un cuerpo que proyecta sueños y deseos, porque ese cuerpo es un alma, un alma de carne y hueso, de una carne y hueso hecha de vivencias y recuerdos”. Para el prologuista,  “Primer Labio nos muestra un camino en el que se van procesando las emociones, y por eso  va cargándose cada vez más de sabiduría (…) Hay también una tierna reiteración propia de los cuerpos enamorados cuando sienten estar enamorados, un deseo de captar todos los detalles, todos los destellos de sus almas anhelantes la una de la otra, y de instantes únicos en ese único y fugaz periodo en que son vividos y pasan, apenas vividos, a proyectarse como pasado”. Además, amplia su razonamiento diciendo que este libro de poesía “es como una película, como una pieza teatral, en cinco actos, cuyos tránsitos se caracterizan por un dominio de los tiempos que refleja ese presente absoluto del inicio y el pasado que ya antecede al final –al momento en que todo se acaba- y del espacio, difuso en los primeros poemas y vacío de todo cuanto estaba lleno al inicio, que –entendemos después- era el cuerpo del ser amado”. Y finaliza Pérez García: “Los versos que nos disponemos a leer son como una hendidura, como un surco, de una corporeidad candente, un deseo de asir el momento y la cualidad de María José (Mures) es transmitir con palabras y hacer sentir esa corporeidad y ser capaz de hacerlo sin juegos de postración y ocultación, usando la primera persona para poner en palabras esa vivencia que todos y todas hemos vivido o soñado vivir en algún momento”.
Como muestra del buen quehacer poético de María José Mures, ofrecemos un poema de cada una de las cinco partes que componen este poemario:

Sin letrero 

No hay letrero
de coto privado de caza,
pero son tuyas,
en la piel están las caricias,
las ternuras y humedades
de tu reserva y la mía.

Vivir para tenerte,
vivir esos cinco minutos,
donde redondeas
mis ovillos de placer.


Éxtasis mudo

En la noche me deshago
me vuelvo humana salvajemente
no sé qué azar reaparece
cuando sin buscarte llegas
justo en éxtasis mudo.

Es mía tu mano en mi pecho,
mía la del sexo…
es la fuerza que se inculca
y en espiral se encuentra con sentido
destensando preocupaciones,
agotando todo,
es tu mejilla en mi vientre cuando inspiras
quedando sin aliento.


Incumplimiento

Prométeme no tocarme
ni mirarme tan siquiera
no hables cuando calle,
sal, lleves o no
mis pensamientos,
¡ves!
debí no decirlo,
nada has cumplido.


Barca roja llena de luz

Sujeta y en el balanceo del mar
sin ver nada, mas amarrada a tu luz,
los días vienen como se van
yo varada acechándote
esperando el instante
en el que tú te enciendas de noche.


Punto

He perdido el miedo a lo conocido
delante de mí te encuentro
sin conocerte
tus labios besan

borrando una historia
que sin saberlo y sin dictado
tiene punto
final.

La poeta y profesora cubana Aimée G. Bolaños señala en la contraportada de este libro:
Primer Labio se deja leer como un diario de amor que registra momentos, estados, transformaciones, aberturas, superaciones, caídas. El poemario recorre las estaciones del amor, integrando lo literal y simbólico; viaje de los sentidos y la afectividad, de elevación y profundidad al dar fe de la pasión amatoria. Conquista por su puro fuego que se va haciendo cada vez más reflexivo, sin perder la corporeidad, ni la llama. Que es libro de piel, del sexo, de los labios todos, del alma enamorada, que cuando carnal, más plena y arrasadora. Alma carnal que en la poesía de María José Mures resplandece”.
En la portada se reproduce la obra  Lady Godiva de John Collier y en páginas interiores obras de  Sandro Botticelli,  Paul Rason, Gustav Klimt, August Rodin y Charo Mures.

sábado, 21 de abril de 2018

Con Ian Gibson





Ayer 20 de abril en La Casa de Medrano, de Argamasilla de Alba, en "Ese lugar de la Mancha" se nombró al historiador Ian Gibson como ‘Ingenioso Hidalgo de Argamasilla de Alba’. Fue un encuentro muy agradable con una gran celebridad como es él. Además que no pierde su gran sentido del humor irónico. Como no podía ser menos yo también caí en la tentación de hacerme una foto ya inolvidable para toda mi vida.

jueves, 16 de junio de 2016

Prólogo Cambalache: Aimée G. Bolaños

Una mujer en el umbral: María José Mures

Nunca de mi olfato tu perfume huye,
y nunca tu imagen de mis ojos huye.
Por ti noche y día muero de deseo.
El deseo sigue y la vida huye.

Rumi

                                                                                        

¡Qué dolor tan excelso, qué amor tan extraño! 
¡Qué placer tan intenso turbado en un aire bañado de luces! 


 Emilio Ballesteros

     La experiencia de leer la poesía de María José Mures abre a ricos sentidos inaugurales. Su defensa de la imaginación verbal hace de Cambalache una proclamación de fe amatoria, en la que dialogan el ser sensual y el espiritual. Estremecido, altamente emotivo y atravesado por no pocas dudas existenciales, el discurso es trasgresor. Placer y deseo se entretejen en un diseño, de aparente simplicidad, que muestra su eficacia estética en la sencillez asumida. De notable diversidad tonal, su poesía transita por enunciaciones diversas, a veces violenta, descarnada, sin miedo a decir, también tierna y sutil, intimista y entrecortada, tocando siempre los gestos del amor con una irradiación singular, la voz ya en el camino de ser única, personal.
  Peculiar testimonio de las horas del amor, de transida angustia e interrogación desgarrada es esta poesía que cada lector descubrirá a su manera, enlazando vivencias en el nexo comunicativo fuerte. Porque frente a la fuerza amatoria, testimonio humano de significación plural, no podemos quedar distantes, contemplativos. Como fuego poderoso, las palabras, sus poderes de corporización, evocatorios y sugerentes, nos envuelven en una lectura fogosa, participativa, entrañable, que toma partido por la libertad de los sentidos y la imaginación.
  La voluntad de explorar el imaginario de la pasión y el cuerpo, la idea del amor y sus prácticas rituales hacen que el poemario trace un itinerario, al parecer cronológico, pero en verdad entregado a la liturgia del presente perpetuo del acto amoroso que tiene lugar entre goce y dolor inmensos, acaso tropo del arte poético en su tensión creativa del ser/no ser, entre la retórica de la sobrenaturaleza y el silencio. Así son trazadas las rutas interiores y físicas, cimentadas en el cuerpo, cuya capacidad de sentir, saber e imaginar, la autora explora sistemáticamente con una voluntad cognoscitiva que identifica su poesía en el copioso mapeamento erótico del discurso femenino contemporáneo. Porque no se trata de la maestría tan difícil de alcanzar en un libro de iniciación, sino del flujo discursivo convincente, tal vez aún incompleto y perfectible, en su presencia natural, pero estético, conectado con la vida a diversos niveles de memoria y ficción que ofrece, y augura, una escritura presente, también por venir, de marcada autenticidad expresiva.
   De alguna manera, y subrayaría anticonvencional, el poema va a la búsqueda, y  construye, con iluminaciones efímeras y circunscritas, una utopía del amor posutópica, cuya persecución crea una imagen humanizadora alusiva a la fragilidad, fragmentación y descentramientos del sujeto poético. Deseo y placer son  localizados en el contexto de los amores difíciles. Los textos de modo performático realizan un juego dramático de realidad y posibilidad. En este juego de oposiciones, la carencia y los sueños, los ideales de realización y completamiento frente a la alienación y la soledad corren todos los riesgos en ceremonias secretas, ahora verbalizadas, de transfiguración erótica. Si algo hay evidente en este poemario es la sinceridad, hálito poderoso que confiere al discurso un estatuto de experiencia del ser a la búsqueda de significados constitutivos, desplegando el sujeto amante diversas y matizadas identidades sexuales, genéricas, cognoscitivas y ónticas.
  La poesía deviene una reflexión sobre ese ser anhelante perdiéndose y encontrándose en cada intento  que se constituye y deshace en el contacto tumultuoso y delicado con el otro, en el rico contrapunteo de identidad/alteridad. El sujeto poético asume con conturbada lucidez la vivencia amatoria precaria y transitoria, a la vez llena de sentido, vívida, más real que tanta realidad empírica, donde ya no hay paraísos imaginarios a conquistar, donde todo parece camino hollado y palabras vencidas por la costumbre. Así, lo más revelador y novedoso está en la pureza prístina de las palabras, en sus metáforas vivas, que al fuego de la pasión se transfiguran en plegaria, anatema, augurio, lamento, relato, documento y, como bajo continuo, confesión.
  Cada poema deviene una especie de caligrafía erótica, de poética corporal estética inscrita en el vasto cosmos de la naturaleza, de las palabras y las cosas que acogen, y de manera protagónica, al “alma trémula y sola”, aquella que José Martí configurara de modo magistral en su bailarina española de los Versos Sencillos, tan anclados en la poesía popular hispánica. También su delicado y explosivo registro de la emoción amorosa, una vez más, y no por eso menos original, rinde tributo a Safo en el gesto deseante que la escritura fija y abre a esa sed del otro en movimiento voraz, capaz de transformar el deseo en amor, la muerte en vida, haciendo al sujeto libre y pleno. Unidos erotismo y palabra, escritura y praxis amatoria, resplandece la trayectoria personal ficcionalizada, visión del mundo y mirada interior del yo lírico, sujeto y objeto de una enunciación en la cual se cruzan la palabra poética y la existencia como actos de reinvención humana, de presencia y libertad en la esperanzada espera, que tarda, del tiempo del amor verdadero.  
Aimée G. Bolaños


Beso cambalache


A las cuatro de la mañana, en verano,
el sueño de amor todavía dura.

A. Rimbaud

Quiero de tu cuerpo
sorber la vaguada
hasta que pare
el ardor de mi seso,
no retengas
humedades absorbibles
hasta que sane
mi mente agostada, 
de tu boca a la mía 

no más distancia 
que el aire que sale 
del beso cambalache.




Atados

Tienes la llave que abre
-ven a las cinco-
estaré en mis sábanas
quiero estar frente
a tu exceso atada.

Winzip

Mando amor zip
vía e-mail
vibra mi cuerpo
sintiendo tu voz.

Los corazones palpitan 
sin nadie ver nada, 
los dedos se abren 
sobre mi teclado 
a más pulsaciones 
en todos los sentidos.

Erótica

Se ve leer
si callas.
Si olvidas tu trabajo
y dejas mi tranquilidad.
Si descansan tus historias 
viven las mías.

Hoy te necesito alejado 
tímido, escapado, navegando, 
el verbo me ofrece 
lo que tú no das.

Kodak

Tus ojos a mi par lloraban
en aquella imagen kodak,
me senté
esperando una señal,
un gesto, un suspiro.

Quería tenerte viva
besar tu vientre en mis manos
y escurrirme por debajo.
Icástica imagen de ternura
ante mi ignífero cuerpo
embriágame siempre
con tus eviternas manos.

Al amor

¿No me quieres?
y de diestra a siniestra
con engaño respondí.

Nuestras ropas caídas
no sabían de géneros,
las manos que me acarician
y los labios que me besan
¡qué género ha de tener,
qué tiempo!

Si teniéndola en mis manos
cierro los ojos,
qué género ha de tener.

Safo

Qué puedo hacer, no lo sé: mis deseos son dobles.

Safo

Garabateas
mi libro de Safo,
rompes mis cartas leídas
te pones mi ropa
y no me enfado
pagas con mi VISA,
arrebujas mis hojas
y hasta aquí hemos llegado.

Ven donde estés

Dónde estás
al lado del sol
que caldea fuerte,
de la eterna luna
que ilumina mi desnudo.

Tú ven donde estés
aún no sé buscarte,
acércate a mi orilla y rema,
si me avergüenzo cerraré los ojos.

Verdes hojas de amor

No hay futuro posible
porque nada le es dado a quien no espera.

María Rosal


Me pintas con el beso
de tus labios,
mientras tus pupilas
miran la duda en mí.
La caricia de tu mano
me toca entero,
y mengua la duda
ocultando mis ojos.

Se adelanta el amor
alejándose la cordura
naciendo un tiempo sin ética,
solo un pensamiento
joven, alegre y efímero
guía mi desnudo.

Me aprieto
sobre tu cuerpo dormido
y te doy el beso
de mis  labios.

Despierta mi ética,
y quiere repetir,
y quiere el beso
de tus labios.
Sé que irás con el viento
sólo las verdes hojas
te retendrán de nuevo.

Me miras,
pintándome con el beso
fugaz de tus labios
y dices: “apprends-moi donc une chanson”.